ALIMENTACIÓN Y VISIÓN

Sin duda, los complementos alimenticios tienen cada vez mayor demanda en una sociedad más preocupada por la salud y la prevención de enfermedades. La influencia que el estilo de vida tiene sobre nuestro estado de salud es un hecho bien conocido. Una óptima función visual requiere que nuestro sistema visual absorba un aporte adecuado de nutrientes a través de la dieta. El DHA (ácido docosahexanoico) es un nutriente clave para la salud cerebral y visual de toda tu familia, que los seres humanos no fabricamos por nosotros mismos.

En la tabla inferior puedes observar algunos de los nutrientes más relevantes para el sistema visual y los alimentos que los contienen. En esta ocasión, se quiere dar importancia al DHA, ácido graso omega-3 de origen marino clave para la salud visual y que es un nutriente esencial para nuestro cerebro. Trabajamos con suplementación alimenticia de los laboratorios NUA Biological Innovations, la única marca española que cuenta con el sello internacional de calidad en Omega-3 más exigente: los IFOS 5 estrellas.

La retina, después del cerebro, es el segundo tejido corporal que más DHA demanda.  A pesar de su importancia para nuestro organismo, somos incapaces de fabricar DHA, dependiendo enteramente de un aporte externo a través de la alimentación o suplementación.

Vitaminas
Vitamina C Naranja, kiwi, limón, fresas, pimientos …
Vitamina E Almendras, avellanas, germen de trigo…
Vitamina A Zanahoria, espinacas, brócoli, mango, pasas…
Minerales
Zinc Semillas de calabaza o sésamo, anacardos, chocolate negro…
Magnesio Judías verdes, alcachofas, guisantes, plátano, frutos secos…
Selenio Nueces, cebollas, setas, pescado y carne…
Otros
Betacaroteno Espinacas, zanahoria, calabaza, lechuga, espárragos verdes…
Luteína Perejil, pistachos, yema de huevo,
DHA Pescado azul (atún, salmón…)
Intente evitar lo siguiente: mantequilla, margarina, fritos, rebozados, quesos curados /semicurados, pan blanco, pasta blanca, patata frita, arroz blanco, azúcar, bebidas gaseosas y/o azucaradas, café y alcohol destilado.

Nota: Información obtenida de NUA Biological S.L.

DHA Y SALUD VISUAL

El DHA es esencial para la correcta función de los fotorreceptores de la retina, además de promover la integridad del epitelio pigmentario retiniano. Es el ácido graso mayoritario en la región de la mácula, siendo por tanto un nutriente esencial para la función, preservación y regeneración de la retina. El DHA es un nutriente que ofrece gran protección frente alteraciones de la retina (glaucoma, degeneración macular, retinopatías etc.), cataratas y de la superficie ocular (ojo seco, úlceras corneales etc.)

Podrás adquirir el producto NUA DHA, un complemento alimenticio a base de omega-3 con máxima pureza y concentración de los que existen en el mercado, sin metales pesados, sin lactosa ni gluten. A diferencia de otros preparados comerciales de omega-3, en éste sí es posible encontrar omega-3 en la totalidad de la perla y no con grasas vacías o sobrantes que no aportan nada. Una perla de NuaDHA 1000 contiene aproximadamente el 90% de omega-3, de los cuales más de un 85% son DHA.

DHA EN PEDIATRÍA Y EMBARAZO

De entre los dos ácidos grasos omega-3 (DHA y EPA), el DHA es sin duda quien juega un papel más relevante durante el embarazo así como durante los primeros años de vida.

Las demandas de DHA suben exponencialmente en el último trimestre de embarazo, coincidiendo con el desarrollo de las redes neuronales (‘cableado eléctrico del cerebro’) así como con el afianzamiento de la retina. Esto es así porque, en la materia gris del cerebro, cerca de un 30% de sus ácidos grasos son DHA y en la zona central de la retina o mácula, el contenido en DHA es superior al 50%. Por tanto, el DHA es un ladrillo básico necesario para un correcto desarrollo del sistema nervioso y visual de un individuo.

Los niños prematuros, niños de embarazos gemelares, en algunas ocasiones niños adoptados, hijos de madres vegetarianas o niños de embarazos con una nutrición y hábitos no muy saludables, corren el riesgo de presentar carencias de DHA. Durante y después del embarazo hay una alta demanda de DHA. Distintos estudios apuntan a que, una falta de DHA durante la gestación y vida infantil temprana, es un factor contribuyente a futuras alteraciones cognitivas y de comportamiento. Según los estudios el DHA ayuda a favorecer a un mejor neurodesarrollo.

Somos especialistas  en Baja Visión y Optometría pediátrica, podemos estudiar tu caso y recomendarte las dosis de suplementación según la afectación visual o dificultad.

BAJA VISIÓNVISIÓN INFANTIL

Nota: información obtenida de NUA Biological S.L
www.nua-dha.com
Suplemento alimenticio registrado en la U.E con no Registro NUT2104/7.

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies