VISIÓN INFANTIL Y APRENDIZAJE

Contamos con profesionales preparados para evaluar la visión de los más pequeños. Te recomendamos realizar un examen visual optométrico en nuestro centro:

  • A los 6 meses
  • A los 2 años
  • A los 4 años
  • A partir de los 5 años uno al año

Un 25% de niños y niñas en edad escolar padecen algún tipo de disfunción visual que entorpece el proceso de aprendizaje. Muchos de ellos ni siquiera son conscientes de ello porque la visión “ no duele”. Además, de cada 4 fracasos escolares, 3 están relacionados directamente con la visión, ya que el 80% de lo que el niño aprende entra por los ojos. Una revisión a tiempo puede evitar su fracaso escolar y deportivo.

Así dentro de la Optometría se recalca que el proceso de la lecto-escritura depende en parte del nivel de eficacia de la funcionalidad visual y del procesamiento de la información visual, ya que leemos con la información dada por los ojos al cerebro.

Será importante conocer el estado del sistema visual del niño mediante la evaluación optométrica comportamental; ya que cuando se inicia el aprendizaje lector es fundamental que el niño tenga desarrolladas e integradas ciertas habilidades visuales, perceptivas y motoras, que faciliten una rápida asimilación de toda la información lectora.

Nuestros profesionales están en constante formación y han recibido formación específica en el Centro de Optometría Internacional  y en la Sociedad Internacional de Optometría del Desarrollo y del Comportamiento

El siguiente listado de signos y síntomas puede servir para identificar un posible problema visual por lo que considerar un examen visual completo con un óptico – optometrista especializado. 

  • Visión doble
  • Visión borrosa en lejos y/o cerca que no se soluciona con gafas
  • Se frota los ojos frecuentemente o parpadea excesivamente
  • Tuerce algún ojo o presenta estrabismo
  • Lleva parche o presenta ojo vago
  • Se acerca mucho al texto para leer o escribir
  • Tiene los ojos enrojecidos frecuentemente
  • Fatiga o cansancio visual
  • Dolores de cabeza cuando lee
  • Adopta posturas raras cuando lee (inclina la cabeza, se tapa un ojo…)
  • Movimiento excesivo de la cabeza al leer
  • Usa el dedo como marcador en la lectura
  • Se salta letras o líneas al leer
  • Pobre comprensión lectora
  • Problemas de inversión de letras
  • Tiene periodos cortos de atención
  • Dificultad de reconocer letras, palabras o formas simples
  • Problemas para visualizar lo que lee
  • Problemas para aprender derecha e izquierda, atarse los cordones…
  • Mala grafía o dibujos descuidados
  • Pobre habilidad para copiar formas o dibujar
  • Pobre coordinación motora, dificultades de equilibrio
  • Vocaliza cuando lee en voz baja
  • Posturas anómalas de la cabeza o el cuerpo
  • Intenta taparse un ojo
  • La pinza al coger el lápiz es incorrecta
  • Ladea la cabeza al escribir
  • Se tumba sobre la mesa

Uso de cookies: Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies